Aportes voluntarios y el rol del Estado: Explorando alternativas frente al debilitamiento de las AFP

Jun 14, 2023 | Estrategia y Governance

El sector de las Administradoras de Fondos de Pensión (AFPs) en el Perú se enfrenta a importantes desafíos y transformaciones en su negocio. En los últimos años, el mercado de los aportes obligatorios ha...

Inicia sesión o registrate para continuar

Login with Google

Ingrese con Google

Registro


    Antecedentes

    Hoy en día, el sector de las Administradoras de Fondos de Pensión (AFPs) en el Perú se enfrenta a importantes desafíos y transformaciones en su negocio. En los últimos años, el mercado de los aportes obligatorios ha experimentado una contracción con una Tasa Anual de Crecimiento Compuesto (TACC) del -13% (ver gráfico) debido a diversos factores. En primer lugar, la implementación de una serie de leyes que permitieron el retiro anticipado de fondos como consecuencia de la crisis postpandemia ha reducido los activos administrados por las AFPs.

    Mercado de aportes obligatorios

    Fuente: Elaborado por RTM a partir de la información SBS de aportes obligatorios 2018 – 2022

    Además, la SBS mantiene un modelo de licitación para determinar a la única entidad responsable de captar a los nuevos afiliados al Sistema Privado de Pensiones (SPP) por un periodo de dos años. Si bien este modelo fomenta una mayor competencia entre las administradoras para ofrecer comisiones más bajas a sus afiliados, también tiene un impacto negativo en el negocio de las AFPs. Por un lado, aquellas que no logran obtener la licitación pierden la oportunidad de recibir a la población joven que se afilia al SPP, por lo que se ven obligadas a depender en gran medida de su fuerza de ventas para atraer nuevos clientes. Por otro lado, luchan por retener a las personas que alcanzan la edad de jubilación que optan por abandonar el sistema.

    Consecuencias

    Como resultado de estas circunstancias, las AFPs han comenzado a depender cada vez más del modelo de Aportes Voluntarios (APV) como una alternativa para mantener su negocio. Los APV permiten a los afiliados tener una opción adicional de ahorro e inversión y pueden ser de 2 tipos: aquellos Con Fin Previsional, que buscan incrementar el fondo obligatorio para obtener una mejor pensión de jubilación y solo pueden ser retirados una vez que se cumplan los requisitos de jubilación, y aquellos Sin Fin Previsional, que representan una alternativa de ahorro e inversión y pueden ser retirados en cualquier momento.

    No obstante, los activos administrados provenientes tanto de APV Con Fin Previsional como los Sin Fin Previsional han experimentado una disminución desde el año 2020 (ver gráfico). Esto se debe, en parte, a la competencia que representan los fondos mutuos y los depósitos a plazo fijo, que ofrecen opciones de inversión con características similares y ventajas comparativas y tienen una mayor participación en el mercado.

    Mercado total extendido para aportes voluntarios

    Fuente: SBS, Memorias Anuales de SMV y reportes de PBI e inflación de BCRP

    Nota: Fondos Mutuos y Depósito a Plazo Fijo de personas naturales. Cálculos RTM. TACC: tasa anual de crecimiento compuesto

    Este no es el caso en otros países latinoamericanos, donde el modelo de aportes voluntarios representa un porcentaje representativo del mercado financiero. Es importante señalar que, en estos otros países, el modelo de APV Sin Fin Previsional presenta ciertas ventajas que les han permitido ganar competitividad en el mercado.

    Situación de las AFPs en Latinoamérica

    En países como Chile, Brasil, Colombia y México, se ofrecen beneficios fiscales para fomentar el ahorro a largo plazo a través de los APV. Estos beneficios van desde la exención de impuestos sobre la rentabilidad generada hasta la posibilidad de deducir ciertos montos de la base imponible. En Chile, el Estado contribuye con un 15% al saldo anual de la cuenta del afiliado que se devuelve al final del plazo y exonera del Impuesto General Complementario si el monto retirado en el año es igual o inferior a 30 UTM1 ($2,334) de la rentabilidad real. En Brasil, se permite deducir hasta el 12% de la base imponible si se destina al aporte voluntario.

    Asimismo, en países como Colombia, México y Brasil, los afiliados tienen la posibilidad de escoger más de dos fondos destinados a los APV en una misma administradora, lo que les permite diversificar sus inversiones y reducir la brecha competitiva frente a otras opciones de inversión.

    Además, en algunos casos, está permitido que un tercero realice aportes a la cuenta de APV del afiliado. En Colombia, los empleadores pueden destinar un porcentaje preestablecido del sueldo del afiliado a la cuenta de APV, así como lo hacen con los aportes obligatorios, lo cual facilita el ahorro por parte de los afiliados.

    Estos factores diferenciadores comparten la característica de requerir la participación del regulador y/o el Estado para su implementación. Actualmente, existen proyectos de ley que buscan reformar el sistema de pensiones, pero no se centran en los aportes voluntarios. El debate actual en el Congreso se centra en un posible séptimo retiro de los fondos de las AFPs, a pesar de que la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) afirma que la mayoría de las personas que aún tienen fondos en el Sistema Privado de Pensiones no se encuentran en situación vulnerable. Cambiar el enfoque regulatorio hacia los aportes voluntarios podría beneficiar a los afiliados al fomentar el ahorro a largo plazo. Además, al reducir la brecha competitiva frente a los Fondos Mutuos y los Depósitos a Plazo, los peruanos tendrían más opciones de inversión.

    Conclusión

    El beneficio fiscal, la posibilidad de tener varios fondos en una misma AFP y la opción de que un tercero realice aportes a la cuenta del afiliado son oportunidades que podrían replicarse en el sistema pensionario peruano. Para asegurar su crecimiento y rentabilidad a largo plazo, las AFPs podrían equipararse con las mejores prácticas de otros países latinoamericanos y adaptarse a las necesidades cambiantes de los afiliados al SPP.

    Para ello, es crucial resaltar la importancia de la participación activa y comprometida del Estado en el fortalecimiento y desarrollo del sistema de pensiones en el Perú. El Estado tiene un papel fundamental en la implementación de políticas públicas que promuevan el ahorro y la inversión a largo plazo, así como en la creación de un marco regulatorio favorable que garantice la estabilidad y confianza en el sistema.

    Asimismo, es esencial que se promueva una mayor educación financiera para los ciudadanos, con el fin de que tomen decisiones informadas sobre su futuro financiero y comprendan la importancia de planificar y ahorrar para la jubilación. Una colaboración estrecha entre el sector privado y el Estado permitirá avanzar hacia un sistema de pensiones más sólido y sostenible, que brinde tranquilidad y bienestar a todos los peruanos en su etapa de retiro.

    Nalia Gutarra
    Consultora
    Ignacio Vasallo
    Consultor