Impulsando valor comercial mediante una mejor comprensión del costo de oportunidad

Ene 28, 2021 | Estrategia y Governance, Gestion de Proyectos de Capital

Una comprensión deficiente de los costos de oportunidad puede conducir a subsidios ocultos y destruir el valor comercial de la empresa.

Inicia sesión o registrate para continuar

Login with Google

Ingrese con Google

Registro


    Una comprensión deficiente de los verdaderos costos de oportunidad puede conducir a subsidios ocultos entre unidades de negocios o productos y resultar en una destrucción significativa del valor comercial de la empresa.

    Al atender a clientes corporativos en una amplia gama de industrias, a menudo nos hemos encontrado con una falla de administración generalizada, cuyas consecuencias generalmente tienen un impacto profundo en el valor comercial a largo plazo. Esta consiste en comprender deficientemente el costo de oportunidad del capital.

    El problema se ilustra mejor con un ejemplo. Por motivos de confidencialidad, hemos optado por mantener muchos de los detalles en estricta reserva. Sin embargo, el ejemplo que sigue refleja fielmente el problema que nos ocupa.

    Tomemos, por ejemplo, el caso de un fabricante de bienes industriales. Sus ganancias operativas fueron de $35 millones con un capital de la empresa invertido de $800 millones y un costo de capital promedio de 8.5%. Para objeto de este análisis, ignoraremos el efecto de cualquier impuesto. La empresa parecía tener dificultades financieras, obteniendo un rendimiento del capital del 4,4%, más de cuatro puntos por debajo de su costo de capital.

    Una mirada más profunda al desempeño financiero de la empresa reveló resultados desiguales en sus cuatro principales unidades comerciales. Cuando las ganancias operativas reales y el capital invertido se asignaron a cada unidad de negocio, el desempeño financiero varió significativamente como se muestra en el Gráfico Nº1. Mientras que tres unidades eran rentables – aunque solo una ganaba su costo de capital – la cuarta unidad claramente perdía dinero.

    Rentabilidad considerando subsidios

    Gráfico Nº 1 : Retorno del Capital invertido

    A medida que profundizamos en el rendimiento de cada unidad, descubrimos que la unidad de mayor rendimiento estaba cobrando menos a las otras tres unidades por los insumos que necesitaban en sus propios procesos de producción. Al volver a calcular el valor real que genera cada unidad utilizando precios de mercado no subsidiados, los resultados fueron sorprendentes. (Ver Gráfico Nº 2).

    Rentabilidad sin considerar subsidios

    Gráfico Nº 2: Después del Retorno del Capital invertido

    Como muestra el Gráfico Nº 2, dos de las cuatro unidades de negocios estaban incurriendo en pérdidas significativas y una tercera unidad no ganaba su costo de capital. Solo una unidad de negocio estaba generando beneficios económicos sólidos.

    Este hallazgo llevó al lanzamiento de un gran esfuerzo de transformación en la empresa. En el transcurso de los dos años siguientes, se renovaron los procesos, se implementó un programa drástico de reestructuración de costos y se eliminaron los activos no rentables. Estas acciones combinadas dieron como resultado un cambio importante en la mentalidad de la organización y una mejora significativa en la rentabilidad de la empresa.

    Cada unidad de negocio, producto, cliente, región o punto de venta es una celda de valor independiente que debe ser rentable de forma independiente cuando se considera sin subsidio. Ignorar los verdaderos costos de oportunidad inevitablemente resultará en una visión distorsionada del desempeño de una empresa y conducirá a una destrucción significativa del valor corporativo a largo plazo.

    Richard Saettone
    Ex Director Asociado