La Clave Oculta en la Ejecución de Proyectos: El Líder de Proyectos 

Jun 27, 2024 | Liderazgo

A veces me pregunto por qué es tan importante la labor del Líder de Proyecto. Al fin y al cabo, en el fondo, lo que hacen (y hago) debe reflejarse en resultados tangibles para las empresas y organizaciones. El Estudio de Formulación e Implementación de la Estrategia – 2021 señala que el 62% de las […]

Inicia sesión o registrate para continuar

Login with Google

Ingrese con Google

Registro


    A veces me pregunto por qué es tan importante la labor del Líder de Proyecto. Al fin y al cabo, en el fondo, lo que hacen (y hago) debe reflejarse en resultados tangibles para las empresas y organizaciones. El Estudio de Formulación e Implementación de la Estrategia – 2021 señala que el 62% de las empresas no la tienen tan clara y no están satisfechos con la implementación de sus estrategias. Pero… ¿cuál sería la mejor forma de explicarlo? Cómo siempre, al cambiar la perspectiva de las cosas resulta más fácil entenderlo. 

    La imagen muestra a un entrenador de gimnasio y a un hombre de negocios parados uno al lado del otro para resaltar el contraste en sus atuendos de trabajo. El entrenador de gimnasio debe llevar ropa deportiva, incluyendo una camiseta, pantalones cortos y zapatillas, con un silbato alrededor del cuello y sosteniendo un portapapeles. El hombre de negocios debe estar vestido con un traje elegante, completo con corbata, zapatos pulidos y un maletín. El fondo debe reflejar sutilmente sus respectivos entornos de trabajo: un gimnasio para el entrenador y una oficina moderna para el hombre de negocios.

    Imaginemos que quieres perder peso. Sabes que necesitas hacer ejercicio y seguir una dieta adecuada (“La Estrategia”). Puedes buscar en Internet y encontrar todo tipo de rutinas y dietas (“El Plan”). Pero ¿es esto suficiente?, ¿cuántas veces lo has intentado y logrado?, ¿cuánto tiempo tardaste?, ¿lo lograste?, ¿y si lo conseguiste, aún lo mantienes o lo mejoras? Por lo general, la experiencia me dice que en la ejecución está el arte y donde puedes requerir más apoyo. Aquí es donde entra la figura del entrenador personal, cuyo rol es sorprendentemente similar al de un líder o gerente de proyectos. Les explico. 

    Un entrenador personal evalúa tu condición física actual, tus objetivos y prepara un plan de ejercicios y dieta adaptado exclusivamente para ti. De manera similar, un líder de proyectos no solo establece el camino a seguir para alcanzar los objetivos definidos, sino que también adapta y modifica ese plan conforme a las características propias de la empresa, e incluso las adapta cuando surgen nuevos desafíos y oportunidades.  

    Un buen entrenador se compromete con los resultados de sus clientes. No está ahí solo para pasar el tiempo; su éxito se mide por el progreso de quien entrena. En el ámbito empresarial, un líder de proyectos es responsable de garantizar que el proyecto no solo se entregue a tiempo y dentro del presupuesto, sino que también cumpla con los resultados esperados, aumentando así el valor para la empresa. Ajustamos lo que sea necesario, celebramos los éxitos y aprendemos de cada experiencia para mejorar continuamente. 

    Y aquí viene mi parte favorita: el acompañamiento activo. El líder de proyecto no solo es un estratega; es un participante activo en el terreno. En las reuniones clave, actúa como un coach, impulsando al equipo a superar sus límites, como un entrenador personal que cuenta las repeticiones en el gimnasio y empuja a su cliente a dar una más, aunque crea que no puede. Esta presencia constante y motivadora asegura que no solo cumpla con las metas, sino que aspire a superarlas. 

    Ahora, piensa por un momento en el escenario sin este coach. Recuerda lo que sientes cuando estás solo en el gimnasio: a veces pierdes la cuenta, a veces no empujas lo suficiente porque te cansas, y además te sientes solo y un poco perdido. Esa misma sensación se experimenta en los proyectos sin un líder de proyectos adecuado. Sin esa guía y soporte, es fácil desviarse del camino, olvidar detalles importantes y, en última instancia, no alcanzar los objetivos establecidos. 

    Los líderes no solo guían a los equipos hacia la meta, sino que aseguran que el viaje sea eficiente, efectivo y adaptado a las necesidades del negocio. Por lo tanto, invertir en buenos líderes de proyectos es invertir en resultados, el éxito de la estrategia y el futuro.

    Así que, reflexiona sobre como van los proyectos de los cuales eres responsable, pregúntate si el avance y los logros obtenidos son los que deseados, y piensa si quizá te falta ese entrenador personal que no solo te muestra la cinta de correr, sino que corre a tu lado, asegurándose de que cada paso te acerque más a tu meta final. 

    Juan Miguel Jimenez
    Gerente de Proyectos