La Mejora Continua: Lecciones de Novak Djokovic para el Mundo Empresarial

Jul 10, 2024 | Artículos Destacados, Casos de Estudio, Otros

Novak Djokovic hace historia. A sus 37 años vuelve hoy 8 de julio a alcanzar los cuartos de final de Wimbledon, quizás el torneo de tenis más importante del circuito ATP de tenis profesional. Independientemente de los resultados de sus próximos duelos, y de si llega a obtener su 25º Grand Slam, su destacadísima carrera […]

Inicia sesión o registrate para continuar

Login with Google

Ingrese con Google

Registro


    Novak Djokovic hace historia. A sus 37 años vuelve hoy 8 de julio a alcanzar los cuartos de final de Wimbledon, quizás el torneo de tenis más importante del circuito ATP de tenis profesional. Independientemente de los resultados de sus próximos duelos, y de si llega a obtener su 25º Grand Slam, su destacadísima carrera profesional ha llevado a muchos a señalarlo como el “más grande de todos los tiempos”. 

    Imagen del tenista profesional Novak Djokovic, compitiendo en el US Open.

    Djokovic ha permanecido durante más semanas como número uno del mundo, ha ganado más títulos de Grand Slam, más títulos de Masters 1000 (habiendo conquistado todos los torneos de esta categoría al menos 2 veces), ha alcanzado más finales de Grand Slam consecutivas, ha conseguido mayor cantidad de títulos ATP en una temporada y, además, supera en enfrentamientos directos nada menos que a 2 leyendas: Roger Federer y Rafael Nadal. ¿Qué le ha permitido a Djokovic alcanzar este estatus? ¿Qué prácticas le han permitido mantenerse vigente y en la cúspide del tenis profesional por tanto tiempo? ¿Es posible extraer lecciones de su vida profesional para aplicar en el mundo empresarial?

    Hace unas semanas Hugo Alegre, socio fundador de RTM escribió un artículo titulado “Las 3 Marchas del Management”, en el que señala que en el actual y vertiginoso mundo de negocios el éxito de una empresa descansa sobre la capacidad de sus líderes para orquestar armoniosamente tres marchas fundamentales: el día a día, la mejora, y el negocio del mañana. 

    Los deportistas profesionales enfrentan una serie de retos a lo largo de su carrera. Como sucede en la segunda Marcha del Management, para mantenerse vigentes deben ir evolucionando y adaptando su estilo de juego al entorno cambiante, adquirir nuevas habilidades y al mismo tiempo perfeccionar las que ya han desarrollado. La larga y exitosa trayectoria de Djokovic nos ofrece algunas lecciones claras de cómo llevar exitosamente un proceso de mejora continua para mantenerse vigente.

    Constante deseo de superación

    The Athletic publicó en enero en un artículo de Matthew Futherman titulado “Cómo Novak Djokovic cambió su juego para convertirse en el GOAT1” en el que describe cómo Novak a pesar de haber ya alcanzado un sitial destacado en el tenis, nunca se conformó con su nivel de juego. Se presentaba a los entrenamientos con su coach de entonces Goran Ivanisevic criticando su juego y señalando la necesidad de mejorar “en todo”: su servicio, su revés, su volea, su ataque: todo tenía que ser mejorado. Sin duda exagerado en su autocrítica, pero demostrando cualidades necesarias para mantenerse en el top del circuito e igualmente necesarias en el mundo de los negocios: humildad, deseo de superación y complacencia cero. Solo así un jugador de 37 años es capaz de mantenerse en el top 10 cuando el resto de los jugadores de este grupo tiene en promedio 25 años.

    Evolución Permanente

    Las cifras lo demuestran. En el año 2015 Djokovic tuvo uno de los mejores años de su carrera: fue número 1 todo el año, ganó 3 Grand Slams, registró un récord de resultados 15-4 contra las 3 leyendas Federer, Nadal y Murray (4-0 contra Nadal). Lo normal para cualquiera hubiera sido seguir haciendo lo que hasta ese momento le había funcionado, pero reconociendo que ya estaba cerca de los 30 años y que la nueva generación traía otro estilo de juego más potente y veloz, trabajó en mejorar el suyo.

    En el 2023 su primer servicio registró una velocidad promedio de 193.2 km/h superior a los 185.7 km/h del 2015 y con mayor precisión aterrizando 5 cm más cerca de la línea en 2023 comparado con el 2015. También hoy devuelve mejor los servicios, retornando el segundo saque de su oponente a su revés el 47% de los puntos comparándolo con el 39% en el 2015 y tiene un golpe derecho con una velocidad promedio de 124.7 km/h, mayor que los 121.3 km/h registradas en 2015. Es claro que Djokovic ha sabido adaptar su juego para compensar su edad y poder afrontar con éxito a la nueva generación de oponentes.

    Aprendizaje Constante

    A lo largo de su carrera, Djokovic ha tenido varios coaches, cada uno de los cuales le ha aportado conocimientos y experiencias que lo han ido complementando en el tiempo: Mariás Vadja, Boris Becker, André Agassi, Radek Stepánek y Goran Ivanisevic. Cada uno de ellos ha contribuido a mejorar su juego, sus conocimientos y fortaleza mental. Ha sido importante reconocer que una vez que llegó a un estancamiento en su aprendizaje, fue necesario buscar nuevas fuentes de conocimiento e inspiración. 

    Tomando este ejemplo, las empresas deben invertir en la capacitación y el desarrollo continuo de sus empleados, asegurándose de que estén bien preparados para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades.

    Motivación y Objetivos Claros

    Djokovic ha declarado que sigue motivado para romper más récords. Aún tiene pendiente la medalla olímpica y la Copa Davis para Serbia. Eso lo mantiene altamente motivado a seguir a pesar de las lesiones, la dificultad y el esfuerzo que claramente representa para un tenista de su edad mantenerse en el top del tenis.

    Djokovic siempre ha tenido objetivos claros y ha trabajado incansablemente para alcanzarlos. De igual manera, las empresas deben establecer metas claras y comunicarlas efectivamente a todos los niveles, asegurándose de que todos los miembros del equipo estén alineados y motivados hacia el mismo propósito.

    Djokovic ha mejorado continuamente su juego, adaptándose a diferentes superficies y estilos de juego, lo que le ha permitido tener una larga y exitosa carrera. Para mantenerse competitivas  las empresas deben igualmente evolucionar y adaptarse constantemente a los cambios del mercado, adoptando nuevas tecnologías y estrategias. Así como Djokovic, quien también ha sabido superar momentos no tan buenos, las empresas deben cultivar una cultura de resiliencia, donde los desafíos se vean como oportunidades de crecimiento y aprendizaje en lugar de obstáculos insuperables. 

    A diferencia de “Nole”, cuya carrera en el tenis profesional llegará algún día a su fin,  las empresas siempre podrán reinventarse, crear nuevos productos, incursionar en nuevos mercados o nuevas industrias. Tal vez Nole nos sorprenda emprendiendo alguna otra actividad y siendo igualmente exitoso en ella, como lo hicieron Kobe Bryant o David Beckham. Pero eso es materia de la Tercera Marcha del Management, enfocada en el “Negocio del Mañana”.

    Juan Inchaustegui

    Panamá, 8 de julio de 2024

    1. GOAT: siglas en inglés que refieren a “Greatest of All Time” o “El más grande de todos los tiempos” ↩︎
    Juan Inchaustegui
    Socio de RTM